Comienza el reto

Por Deddie Almodóvar Ojeda

Tuve una hija que le gustaba que le cantara. Hoy tengo otros ojos que veo al amanecer.  Otro bebé en el hogar. Gris y blanco. No significa que el amarillo se haya ido de mi vida. Aquellos fueron mis dos soles, este es mi luna. Todos complementan mi alma y me dan felicidad. Verlo jugar es recordar y amar de nuevo.

Tenemos otra rutina, mientras su padre va a trabajar temprano y llega la hora de yo irme tambien, jugamos. Incluso me acompaña hasta el baño para leerle poesía en voz alta. Se nota que le gusta. Da vueltas en el piso y me pasa por los pies acariciándome.

A veces pienso que Pepito es como Lolita, artista.

Los gatos son cosa extraña, parecen marsianos, pero peludos y más lindos. En lo que más se asimilan es en los ojos y en la personalidad. En los ojos se les refleja el universo y las galaxias; en su forma de ser, lo curioso y misterioso.

A penas llevo dos días con mi nueva mascota y ya ha hecho de las suyas. Le encanta hacer de «sus cosas» en el mueble. A su papá no le gusta comer si no se ha limpiado tal gracia. Le da náuseas; pero para eso llega rápido mamá, con el guante y el spray, para con paciencia y amor decirle a Pepe que esa no es el área designada. No sé si cree que la caja de arena es para solo hacer castillos y no para usarla de baño. Pero como aún han pasado pocos días, desde su llegada, seguimos con la enseñanza. El padre es primerizo, pero abierto a también aprender. Es un dog person, pero es bueno y balanceado.

Pepe se siente amado por todos en la nueva casa.

Ayer leí una publicación que proponía el que echaran en un pote de cristal, todas las vivencias felices que uno tiene día tras día, para que al pasar el año, pudiera leerlas y recordar que tan linda es la vida. Hoy comenzaré tal reto. Me parece interesante. Al fin y al cabo soy otra marsiana curiosa.

No obstante, dejo aquí la primera marca de eso:

2 de agosto del 2018

El día comenzó hermoso. Hice el amor con mi pareja, luego nos bañamos y jugamos con Pepe. Preparamos el súper desayuno de todos los días (es cosa importante desayunar bien.), e inaguramos la cafetera de preparar expreso. Quedó rico. Victor me prometió ensañarme métodos de barista, sé que estará cool. Aprender en pareja siempre es divertido.

El amado se fue hacia su trabajo y luego, recibo una llamada para otra entrevista de trabajo. Tengo dos para en semana. También recibí la notificación de que me cogieron para una grabación. Así que sigo haciendo arte.

Pepe es tranquilo y le gusta jugar. Parace que no extraña su antiguo hogar, creo yo, pues se adaptó a nuestra casa como si ya fuese suya. No se cansa de dar amor.

Finalmente les cuento lo más feliz que me ha pasado en el día, especificamente a las 10:32 am, después de haber practicado Lessac y haber estirado el cuerpo, me he dado cuenta de que a Pepito el gatito grillo también le gusta que le canten.

Ay, mis soles… Ay, mi luna nueva.

Ahora canto porque siguen habiendo oídos felices que quieren armonía. Soy correspondida.

Mi día se lo dedico a varios seres que amo: Pancho, Ñau, Morries, Mimi, Lola, Lolo y Pepe.

<3

Comparta su pensar