Asopao para días lluviosos

Microcuento pornográfico*

por Deddie Almodóvar Ojeda

Mi mamá siempre me decía que a los hombres se les enamora con la comida; así que invité al tipo que trabaja en el café de la librería a que pasara a comer a casa. Después de unas copas de vino serví la mesa, o mejor dicho él se la sirvió solito. Me metió la mano por debajo de la falda, y como no tenía pantalones puestos, me echó el panty pal lao sin problema.

“La tienes ensopá”, me dijo.

“Sí, pero cuidao con que te quemes. La sopa en días lluviosos siempre está que arde”.

Una cosa llevó a la otra, y ahora cada vez que el día está lluvioso le texteo a ver si quiere comérmela.

1858ac01c6ec299a613ef16291ff4ef3

Comparta su pensar