Aunque así fuera

por Deddie Almodóvar Ojeda

Vio en sus ojos lágrimas. Llevaba una maleta.

Sonriendo tímida –Odio las despedidas– dijo su hija.

Recordó su pequeña mano diciéndole «adiós» desde la ventanilla del carro en dirección al aeropuerto. Pero él la abrazo con tanto amor. Con todo el amor que le ha guardado desde la última vez que la vio sonreír.

–No te preocupes. Sin ellas no puedes crecer.

De nuevo, estaba el señor del banquito, imaginando verla otra vez. Aunque así fuera despidiéndola.

 


Cuentactualidad: Emigración

Comparta su pensar